Tratamiento Corporal

TRATAMIENTO CORPORAL

al igual que el rostro, la piel del cuerpo tambien requiere de cuidados especiales. Algunos simples y sencillos pueden realizarse en casa y otros más complejos o específicos deben ser efectuados por profesionales. La piel del cuerpo tambien debe exfoliarse, para darle mayor permeabilidad, para que todos los productos que se utilicen rindan su beneficio al 100%. La exfoliación puede hacerse por medio de un peeling químico o mecánico; es decir, utilizando ácidos o utilizando cremas y geles exfoliantes, o microdermoabrasión con punta de diamante.Tratamientos para la piel del cuerpo acorde a las patologías que presenta: hiperpigmentación, cicatrices, vello encarnado, acné del pecho y escote, acné de espalda, etc..

Uno de los adversarios de la estética es el hipotonismo muscular y la flaccidez facial, que están relacionados o bien con la edad, o con el daño solar, o con el descenso brusco de peso. Este tratamiento tiene como meta mejorar estos aspectos mediante la utilización del electroestimulador o contractor facial, cuyos electrodos tienen el diámetro adecuado para trabajar sobre músculos tan delicados. La electroestimulación acompaña a otros tratamientos y se complementa con ellos.

En los casos de tejido celulítico y de obesidad localizada, se utilizan en forma combinada varias técnicas destinadas a su remoción: masajes, geles frios con oclusión, drenaje linfático, aparatología y se complementa, por lo general (salvo indicación médica en contrario), con mesoterapia.

la modelación de algunas zonas, generalmente, caderas, cintura, abdomen, pantalón de montar, etc. se pueden combinar varias técnicas: masajes modeladores y reductores, vendas frías (geles) y aparatología, como ondas rusas, electroestimulación, iontoforesis. También está indicada la mesoterapia que mejora las zonas con tejido graso o celulítico.

El Masaje descontracturante de cara, cabeza y cuello: Este masaje tiende a lograr la distensión neuromuscular del área correspondiente a cara, cabeza y cuello, y su beneficio, además, es mejorar la circulación sanguínea y linfática y lograr, así, la evacuación de las toxinas responsables de las contracturas musculares. Las contracturas en la espalda y en el cuello, a veces, son las responsables de algunas dolencias que pueden ser corregidas con masajes de descontracturación y relajación, que se hacen con productos adecuados tendientes a estimular la distensión y relajación muscular, aumentando la circulación y, por lo tanto, la evacuación de toxinas depositadas en los tejidos.